Saltar al contenido
Portada » Consejos para la siesta de tu peque

Consejos para la siesta de tu peque

¿Cuántas siestas tiene que dormir? ¿Cuánto tienen que durar? ¿Cómo puedo conseguir mejorarlas? El sueño diurno influye en el sueño nocturno, y un horario adecuado de siestas puede asegurarte menor número de despertares por la noche.

En la siguiente tabla puedes ver las necesidades de sueño diurno por edad. No olvides que es una tabla orientativa. Cada caso puede ser diferente.

Aquí tienes algunos consejos para mejorar las siestas:

Establece una rutina: Intenta establecer una rutina regular para las siestas de tu bebé. Mantén horarios consistentes y crea un ambiente tranquilo y relajante antes de la siesta. Esto ayudará a que tu bebé se prepare para dormir. A partir de los 5 meses los horarios de las siestas suelen ser más estables.

Observa las señales de sueño: Presta atención a las señales de sueño de tu bebé. Algunas señales comunes incluyen bostezos, frotarse los ojos o volverse irritable. Trata de anticiparte a estas señales y acostar a tu bebé antes de que esté demasiado cansado.

Crea un ambiente adecuado para dormir: Reduce estímulos externos como la luz, el ruido y la actividad, y ayúdale a conciliar el sueño como más fácilmente os resulte. El objetivo es lograr que duerma regularmente. Si no es capaz de dormir en la cuna, prueba en porteo, hamaca, o saliendo a dar un paseo en el carrito.

Establece una rutina previa a la siesta: Antes de la siesta, crea una rutina relajante para preparar a tu bebé para dormir. Puedes incluir actividades suaves como leer un cuento, cantar una canción de cuna o darle un baño tibio. Estas actividades pueden ayudar a relajar a tu bebé y a establecer un ambiente propicio para dormir. No es necesario que dure mucho. Generalmente con 5 minutos es suficiente.

Utiliza técnicas para calmar a tu peque: Si tu bebé tiene dificultades para dormir la siesta, puedes probar técnicas de consuelo como acunar suavemente, susurrarle, cantarle o darle palmaditas suaves en la espalda. Estas técnicas pueden ayudar a calmarlo y a facilitar el sueño.

Sé paciente y perseverante: Algunos bebés pueden resistirse a dormir la siesta o despertarse con facilidad. Es importante ser paciente y perseverante. Si tu bebé se despierta antes de lo deseado, intenta calmarlo y ayudarlo a volver a dormir. Con el tiempo, tu bebé se acostumbrará a la rutina de la siesta y se adaptará mejor al sueño durante el día.

Recuerda que cada bebé es único, por lo que es posible que tengas que probar diferentes enfoques para encontrar el método que funcione mejor para tu peque. Si se te resisten las siestas no dudes en ponerte en contacto con nosotros para ayudarte.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estas aceptándola.    Más información
Privacidad